Loading...

miércoles, 26 de agosto de 2009

La Importancia de la Informática Médica




La informática médica es una de las materias más importantes y que más avances ha tenido en este siglo XXI. De hecho el manejo correcto de la información médica haciendo uso de las NTI y las TICs han revolucionado no sólo la forma en que se maneja la información médica, también ha permitido la creación de bases de datos en las que se relaciona no solo información relevante de los pacientes, también imagenes médicas y resultados de los análisis de laboratorio, además ha permitido que a través de las redes computacionales se maneje la telemedicina, el telediagnóstico, la interpretación de imágenes diagnósticas e incluso la cirugía a distancia, para llegar a un acuerdo entre las naciones para el intercambio de información médica a través de las redes se han creado instituciones que regulan y dictan normas para el manejo correcto y seguro de la información médica, estos organismos han creado protocolos y estandares para el manejo e intercambio de información médica como el estandar HL7 y el estándar DICOM que se han vuelto muy populares en este principio del siglo XXI, la creación de este tipo de estándares permite a los fabricantes organizar y adaptar sus equipos médicos para el intercambio de información clínica, de imágen y médica de los pacientes entre distintos sistemas de forma confia ble y segura, en la actualidad el más popular es el estándar HL7 Versión 3. Las palabras HL7 significan Health Level Seven el 7 se refiere al nivel de Aplicación de la Arquitectura de Red basada en el modelo OSI. Otro protocolo muy utilizado es el DICOM (Digital Imaging and Communication in Medicine) En la actualidad se manejan mucho los términos HIS (Hospital Information Systems), RIS (Radiológical Information Systems), CIS (Clinical Information Systems).

No hay que olvidar que en las distintas áreas de un hospital se maneja información médica importante no sólo en cuanto a su administración, también datos clínicos de pacientes de los cuales depende un diagnóstico y tratamiento médico acertado. Debido a esto, es muy importante el garantizar no sólo la seguridad en el manejo de la información médica, también la fidelidad y confiabilidad de los datos médicos transmitidos a través de las redes informáticas. Pues el simple cambio de un byte de información podría significar no sólo un error en el diagnóstico, sino también un riesgo para la salud y la vida misma del paciente.


Para muestra un sencillo ejemplo, existen varios tipos sanguíneos el A, B, AB y O y dos tipos de factor RH el positivo (+) y el negativo (-), mucha de esta información puede caber en dos o tres bytes. Si consideramos el código ASCII (American Standar Code for Information Interchange )tenemos que lo siguiente:

A = 1000001
B = 1000010
O = 1001111
+ = 0101011
- = 0101101

Esto significa que si por casualidad hubiera un cambio de estado de uno o dos bits por errores en la transmisión podría darse un resultado erróneo acerca del tipo sanguíneo de una persona, un resultado erróneo en los resultados de un análisis de tipo sanguíneo podría implicar que a esa persona se le transfundiera sangre de otro tipo que no es el que tiene con los posibles riesgos para la salud e incluso la vida de esa persona. De ahí que además de manejar el medio más seguro para la transmisión de datos médicos, se requiera adicionalmente el uso de códigos de detección de errores de transmisión como el Hamming que me permite también corregir un sólo error a través de un cambio de estado, hay otros códigos de ese tipo que son útiles no solo para detectar los errores posibles sino corregirlos (incluso más de uno) de forma tal que se garantize la confiabilidad de la recepción de los datos médicos que son transmitidos a través de la red.
Esto más los grandes avances tecnológicos que se han dado en los principios de este siglo XXI obliga a que los ingenieros biomédicos de la actualidad se especializen en el campo de la informática médica para garantizar la calidad de la información que se maneja a través de computadoras y la seguridad y confidencialidad de la misma pues estos datos podrían bien ser manejados por personas con intereses ajenos a los inherentes a la salud del paciente, como compañías de seguros, agencias de empleos u otro tipo de instituciones.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada